La dieta mediterránea

Dieta mediterránea Dieta mediterránea

Podríamos definir la dieta mediterránea como saludable, variada, equilibrada y sana. Es muy recomendable seguir este patrón dietético, pues ha demostrado que previene numerosas enfermedades crónicas muy prevalentes en nuestro tiempo (obesidad, diabetes, problemas cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer)

Se trata de comer los nutrientes necesarios en las cantidades necesarias para nuestra condición personal (edad, sexo, actividad física que realizamos,...)

Podemos resumir los componentes principales de la dieta mediterránea en:

- Alimentos de origen vegetal como frutas, hortalizas, verduras, pan, legumbres, etc. deben consumirse diariamente.

- Consumo moderado de pescado, aves de corral, frutos secos, lácteos y huevo.

- El aceite de oliva debe ser la fuente principal de grasa de nustra dieta.

- Ingerir pequeñas cantidades de carnes rojas.

- Consumo bajo o moderado de vino, preferentemente con las comidas.

En definitiva, la dieta mediterránea es un espacio donde cultura, gastronomía y salud se dan la mano. Debemos integrarla en nuestro día, comiendo alimentos de todos los grupos (hortalizas, carnes, lácteos, pescados,...) en las cantidades necesarias para nuestro estado físico y nuestro estilo de vida. 

 

Valora este artículo
(8 votos)

1 comentario

  • Sonia

    Además esta dieta es una de las más placenteras, no solo por la variedad y exquisitez de sus platos sino también porque es símbolo de salud, bienestar y longevidad, muchos estudios dicen que viven más las personas que la siguen!!!

    publicado por Sonia Enlace al Comentario

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.


Arrastra las piezas del puzzle para enviar el formulario:
volver arriba